Restaurante Baalbeck


La piel flotante

Cerca al Pasaje del Sol  en  Montería,  que se ha convertido en un nuevo polo gastronómico y de entretenimiento de la ciudad, se propone esta conversión de una vivienda de estilo californiano construida hace 30 años,  en un restaurante de comida libanesa.  Las divisiones internas, existentes de la casa son reemplazadas por pórticos con columnas metálicas para dar paso a grandes salones sucesivos de comedor y bar. Los referentes de la arquitectura islámica son traducidos con materiales locales y aplicados de manera discreta, logrando un ambiente sosegado.

El interior cuenta con un antiguo patio central que se adaptó con una fuente sinfín  y enredaderas de hoja de uva convirtiéndose así en el elemento refrescante de todo el conjunto. A manera de piel flotante se trataron las fachadas de la casa existente, con patrones abstraídos de las formas mudéjar.  No solo se perciben como grandes telones que cubren la estética anterior sino, que se propone intervenir la capa interior dejando ver algunos de los acabados pero adaptados al nuevo lenguaje.


  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo

  • fondo